jueves, 16 de febrero de 2012

GASTRONOMIA EN PUERTO ORDAZ, NEGOCIO O SERVICIO? PASADO Y EVOLICION!



LA GASTRONOMÍA EN LA CIUDAD DE PUERTO ORDAZ

Si bien podemos decir que en los últimos años la gastronomía en la ciudad ha venido en flanco crecimiento también podemos decir que buena parte de ese crecimiento se esta desvirtuando motivado que a que muchas personas con posibilidad económica de montar un restaurante lo monta sin tener ni remota idea del negocio, sin saber de servicio, calidad y pensando solo en el valor lucrativo por encima de todas las cosas.

Ahora bien hagamos una retrospectiva y miremos años atrás en materia gastronómica a la ciudad:

Sin duda Puerto Ordaz años atrás estaba muy grave y decadente en materia gastronómica, la situación era increíble para nosotros los chefs y de des esperanza de servicio por parte de los comensales habidos de encontrar una buena plaza gastronómica y un servicio justo al precio que fuere necesario pagar, tan increíble podía resultar la situación que el simple echo de elegir ir a un restaurante pasadas las 9 de la noche o un domingo era una labor simplemente impensable e imposible de lograr cumplir, el concepto en cuanto a las tendencias gastronómicas era cerrado y decadente, solo podíamos encontrar comida de corte casero solo que un poco mas elaborada, comida internacional solo en hoteles y para usted de contar.

Puerto Ordaz Hoy en materia de Gastronomía
Podemos decir sin mezquindad que hemos avanzado, sin duda la creación de diferente escuelas de cocina en la ciudad han dado paso a la inserción de nuevas formas de ver y crear los platos en los restaurantes, ahora volviendo a la parte con que iniciamos el texto, la restauración en la ciudad desde el punto de vista de Luis Flores, no ha logrado avanzar como todos quisieramos motivado a que si bien cada día abren nuevos restaurantes la mayoría de estos son dirigidos por personas que nada tienen que ver con el ramo de la gastronomía.

Pero no todo es negativo, personalmente puedo ver con satisfacción como muchos restaurantes que han surgido se arriesgan y mantienen un concepto gastronómico definido sostenido, y sus directrices se preocupan y procuran dar el mejor de los servicios, puedo ver hoy día con gratitud en mi ciudad restaurantes de cocina fusión, internacional, de autor entre otras, tendencias que hace pocos años atrás era sin duda impensable de encontrar, tengo la certeza que en un futuro no muy lejano seremos una plaza gastronómica que nada tendrá que envidiarle a la capital del país, eso si, siempre teniendo especial cuidado con lo que nombre lineas arriba, empresarios que no conocen de cocina mas si de dinero y que quieren calar en el mercado al precio que sea sin importar el servicio, el producto y el comensal

Luis E Flores G

¡El Camino que Marca el Fogón!

Por Luis Flores:
      Sin lugar a duda la vida esta marcada por los momentos y las experiencias vividas, en el caso de nosotros los cocineros, esas experiencias y momentos los marcan los fogones, compañeros fieles que día a día nos dan su llama milagrosa, hornillas que encienden un fuego que con los años se hace cómplice de éxitos, tristezas, alegrías y abollamientos, haciendo fuerte hincapié en la ultima complicidad, -acá me permito soltar una carcajada!- Ahora bien para el que no sabe los cocineros denominamos Abollamiento al echo de estar full de ordenes, una lista interminable de platos por servir y poco tiempo para hacerlo, también miramos con complicidad frívola nuestras manos, que a diario se convierten en nuestro instrumento principal y primordial para plasmar esa expresión artística gastronómica en cada plato, me permito denominarla arte pues eso somos, artistas, nuestra musa, el comensal, nuestras herramientas, ingredientes y utensilios y la obra final "El Plato" el cual vemos partir de la cocina con cierta nostalgia, como padre que despide a un hijo, luego ese episodio medio nostálgico se convierte en una sonrisa cuando vemos el mismo regresar vacío con la certeza de un comensal satisfecho.
Ese camino que nos marca el fogón, es un camino lleno de trabajo duro, pero que se recompensa 1000 veces con la satisfacción del servir, del complacer y de cautivar los sentidos a través de un platillo, igual que cualquier artista nuestra mayor satisfacción es el saber que lo que hacemos es lo que nos gusta y es lo mejor que existe, esa es la mayor recompensa y sin duda alguna es la responsable de hacer fluir la energía necesaria para día a día luchar por ser cada vez mejores, cada vez mas comprometidos con nuestros comensales, con nuestra cocina,con nuestra alma, con nuestro espíritu de cocineros y con nuestra gente.
El consejo que puedo dar ya habiendo recorrido algunas vías del camino del fogón es que luchen a diario por consolidar y marcar su propia tendencia gastronómica, enfocandose de manera primordial en lo de su tierra, siempre tener en cuenta que la tierra que nos vio crecer será la misma que nos proveerá de los ingredientes necesarios para mañana triunfar y ser los grandes chef's que todos soñamos llegar a ser, recuerda siempre que en la simplicidad y el equilibrio de los ingredientes esta la clave del éxito!
"Nunca desmayes en la buscada de tu sueño, siempre habrá un camino que te conduzca hasta el, solo tienes que buscar bien esa vía en el mapa de la vida"
Luis E. Flores G.